Os doy la bienvenida

“Un elefante perdido,

guiado por su nariz,

se resguardó bajo un árbol

agarrado a su raíz.

Aprendió de su familia

Que una buena solución

Es tener mucha constancia

Y una buena orientación”

Esta imagen, ilustrada por Toya Castillo, resume a la perfección quién soy y lo que soy. Las raíces del árbol de Centro Raíz siguen bien sujetas a la tierra de mi profesión y de mi corazón…y ese elefantito, fuerte y amoroso, simboliza mi actual labor orientadora. Ambos se nutren del otro y crecen juntos dando paso a una etapa más madura y más sabia, en la que ACOMPAÑAR y ORIENTAR a cada niña/niño, a cada familia y a cada miembro de la Comunidad Educativa.

Os doy la bienvenida a mi Cuaderno de Bitácora. En él pretendo reflexionar, pensar en alto, poner palabras a mi manera de entender la vida, las relaciones, la psicología en general, la educación en particular y la crianza. Me propongo elaborar un Plan de actuación orientadora que nos pueda guiar como profesorado y como familias a la hora de trabajar con nuestros alumnos e hijos en el manejo de varios temas fundamentales, como son la Convivencia en paz, la Educación sexual, Educación emocional, la Salud, la Orientación laboral, etc.

Quién soy yo

Como os cuento en la web, además de mujer, madre y psicóloga, soy feminista, soñadora, viajera, sentimental, entusiasta, miedosa, optimista, costurera, furgonetera…y sobre todo, disfrutona. Y en ese placer por disfrutar y celebrar, os propongo acompañarme durante este curso en el que aprovechando la Celebración de los Días Mundiales, trabajaremos de forma integral todos los temas que éstos nos sugieran.

Mi plan de trabajo se sustenta en la corresponsabilidad y la respuesta integral de toda la Comunidad Educativa por lo que, en todos los temas que trate, se hará alusión a todos los miembros de esta Comunidad; alumnado, profesorado, familias y centro educativo. Además se trata de un plan principalmente preventivo, en el que no esperaremos a que se produzca la demanda de forma explícita para iniciar la intervención, sino que nos adelantaremos a la aparición del problema.

Mi forma de trabajar

Tres palabras acompañan mi labor profesional, hasta ahora como psicóloga perinatal y desde hace un tiempo como orientadora.

CONSCIENCIA

Consciencia es algo más que estar despiertos, que tener los ojos abiertos y sentirnos parte de esa realidad sensible que nos rodea. La consciencia te permite formar parte de tu realidad, percibir cada matiz, estímulo y proceso interno. William James, padre de la psicología norteamericana, fue uno de los primeros autores en abordar la comprensión de la diferencia entre consciencia y conciencia. Como filósofo, psicólogo y científico, nos dice que la consciencia es subjetiva, que se relaciona con el pensamiento y por tanto siempre está en constante cambio, y que puede ser selectiva.

Pero una de las definiciones que más me gustan es la de Christof Koch, científico norteamericano y uno de los mayores expertos en el estudio de la consciencia y de sus bases neuronales. “La consciencia es todo lo que experimentas. Es esa canción que se queda en tu cabeza, es la dulzura de la mouse de chocolate, el dolor palpitante de un dolor de muelas, el amor por tus hijos, y la seguridad de que algún día vamos a dejar este mundo.”

Desde ese nivel de consciencia trabajo y vivo.

ACOMPAÑAMIENTO

Durante seis años he acompañado a mujeres y familias en sus procesos de embarazo, parto y posparto, en sus dudas, sus ilusiones, sus miedos y sus expectativas. Formarme como doula me sirvió para entender bien este concepto, el de estar sin intervenir, el de servir de guía pero respetando los tiempos, los deseos y las decisiones de los protagonistas.

Aunque el trabajo en la psicología y la orientación es a menudo mucho más directivo e intervencionista, me gusta por encima de todo nuestra labor como acompañantes. Además estoy segura de que las cualidades de un buen acompañamiento, nos permiten siempre llevar a cabo una buena intervención;

  • Escuchar las necesidades de la persona que tenemos delante
  • Ofrecer información basada en la evidencia científica, desde la experiencia, la empatía y el no juicio
  • Proporcionar la suficiente confianza y seguridad para que la persona utilice sus propios recursos de la forma más eficaz y efectiva posible.

ORIENTACIÓN

Pronto me di cuenta que el acompañamiento al nacimiento y a la primera infancia se me quedaba corto. Esas niñas y esos niños (los míos los primeros) crecían y entonces las dificultades eran otras; la adaptación a la escuela, la propia escuela, el proceso de lecto-escritura, los déficits de atención, la desmotivación en el aula… Entonces decidí complementar mi formación y encaminar mi vocación hacia la Orientación Educativa.

Si Michel Odent nos dice que “Para cambiar el mundo hay que cambiar la forma de nacer”, Nelson Mandela apuntaba que “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”…así que en esas estamos, aunando dos disciplinas fundamentales como son la psicología perinatal y la orientación educativa, para poner mi grano de arena en un mundo más justo, más igualitario, más inclusivo y más amoroso.

Desde 2016 me preparo como Orientadora Educativa con la intención de poder entrar a formar parte de la Comunidad Educativa de un Centro Público.

Si eres madre, hijo, padre, alumna, profesor, orientadora, abuela, tío, adolescente, amiga… si tienes alguna consulta o duda sobre cualquiera de los temas que os voy presentando, no dudes en escribirme. Estaré encantada de poder ayudarte. CONTACTO